Afinan acciones para resguardar patrimonio hídrico e histórico de Putaendo

El senador Francisco Chahuán y representantes de los regantes y agricultores de Putaendo sostuvieron un encuentro para evaluar fórmulas que permitan preservar la actividad agrícola propia de esa zona de la Región de Valparaíso y adelantó que “seremos rigurosos para el cumplimiento de todas las exigencias medioambientales y resarcimiento de los daños” que la empresa Andes Cooper pudiere provocar.
El parlamentario expresó su respaldo a las demandas de la Junta de Vigilancia del Río Putaendo, encabezada por Miguel Vega, y afirmó que “hay que resguardar la actividad agrícola, que es la que ha dado vida y trabajo a la comuna de Putaendo y la provincia de San Felipe de Aconcagua” y en ese sentido adelantó que están gestionando una reunión con el superintendente de Medio Ambiente, Cristián Franz y solicitará la realización de sesiones especiales tanto en la Comisión Especial de Recursos Hídricos, como en la de la de Medio Ambiente del Senado, para abordar la situación en la zona.
Adicionalmente, Chahuán afirmó que “un proyecto minero de esa envergadura no debiera vulnerar una ruta patrimonial tan importante como es la de San Martín y O’Higgins”, subrayando que “el paso del ejército libertador se debe resguardar e iniciaremos todas las acciones necesarias para garantizar aquello”.
El senador aseguró que “hemos renovado nuestro compromiso con la comunidad para resguardar el patrimonio histórico y medioambiental, lo que pasa necesariamente por que los recursos hídricos estén garantizados para la actividad agrícola.”
Por su parte, el presidente de la Junta de Vigilancia del Río Putaendo, Miguel Vega, agradeció el encuentro y precisó que “hemos analizado el estado de avance del nuevo código de aguas y el proyecto minero que usurpará y contaminará esta zona tan sensible, por lo que estamos buscando formas para detenerlo”.