Empresa de servicios marítimos habilita primer centro de simulación en la Región

Un importante desarrollo y crecimiento ha logrado la empresa de Servicios Integrales ISAR, una de las 12 empresas proveedoras de servicios que se encuentra participando en el programa de desarrollo de proveedores denominado Valparaíso Ship Services, apoyado por Corfo.
El programa está dirigido al fortalecimiento de proveedor del mercado de naves mercantes, y cuyos servicios podrían ampliarse a un nuevo mercado correspondiente a las naves de pasajeros exclusivos y medianos.
Durante los tres años del desarrollo del programa, ISAR Servicios Integrales –empresa dedicada a trabajos en altura en barcos, como por ejemplo, la pintura y fumigación- ha debido certificar sus servicios. Esto le ha permitido mejorar su competitividad y acceder a nuevos mercados. Además, acaba de inaugurar en Valparaíso, el primer centro de simulador de trabajos verticales en altura, donde todos sus trabajadores son capacitados antes de cada faena.
Héctor Leiva, director regional (S) visitó el centro de Capacitación de ISAR Servicios Integrales, ubicado en calle Taqueadero 146, donde pudo conocer parte de la instrucción que se les da a los trabajadores.
Tras la visita Leiva destacó: “ISAR es una empresa que realiza trabajos en altura – de por sí- altamente peligrosos. Estar certificados les permite garantizar a sus clientes que tienen la calidad y conocimiento para desarrollar este tipo de trabajos. Esto les permite además, abordar otros mercados fuera de los de Valparaíso, en el país y por qué no pensar que en los próximos tiempos pueda ser en el mercado internacional”.
Patricio Saldías, gerente de operaciones de ISAR Servicios Limitados sostuvo que el apoyo entregado por Corfo a través del Programa de desarrollo de Proveedores ha sido fundamental para ordenar los procesos. “Si bien nosotros partimos ordenados, con el apoyo de Corfo y el tema de las normas nos ha ayudado a llevar una trazabilidad de nuestros procesos, donde no queda ningún área ni pasos afuera. Si nosotros queremos buscar una información antigua, tenemos esa información. Esto nos ha ayudado a ordenar nuestro tema operacional y comercial”.
Saldías destacó que haber participado en este programa, les ha permitido acceder a empresas más grande. “Esto nos ha ayudado para llegar a nuevos mercados y sentir que estamos trabajando de igual a igual a una empresa que tiene 5 mil trabajadores y nosotros 20, pero tenemos procesos similares y eso nos llena de orgullo y satisfacción”.
En relación al primer simulador de trabajos verticales en altura que construyeron en calle Taqueadero, precisó que es el primero en la Quinta Región. “Por primera vez esta región tendrá un curso de trabajos verticales”.
Finalmente, adelantó que están haciendo gestiones con la Facultad de Prevención de Riesgo de la Universidad Santa María para homologar el curso y procesos que les permitiría tener, dentro de poco, código Sence. Así, en las aulas de la Universidad se dictaría el curso y la práctica se realizaría en el centro de Capacitación de ISAR.