Continúa fiscalización de condiciones laborales agrícolas de temporada

Todos los años la Seremía del Trabajo junto a la Dirección del Trabajo efectúa un Programa Nacional de Fiscalización Agrícola de Temporada, que se inicia el último trimestre del año y termina el primer trimestre del año síguiente. Como parte de la campaña regional de promoción del trabajo decente y digno para el trabajador chileno, migrante y en directa relación con lo dispuesto en el Programa de Gobierno de la Presidenta Michel Bachelet, la Seremi del Trabajo, Karen Medina visitó esta temporada estival la Región.
“Mejorar las condiciones laborales de las y los trabajadores agrícolas en estas temporada es el objetivo de esta fiscalización que apunta a promover el cumplimiento de la legislación laboral, especialmente de la existencia del contrato formal y lo que este establece. Las condiciones de Seguridad laboral, por cierto propias para prevenir riesgos de accidentes en el sector agrícola y la entrega de los elementos de protección personal para los trabajadores, y traslado seguros a los predios, me refiero especialmente al transporte” señala la Seremi del Trabajo Región de Valparaíso.
La fiscalización en el área agrícola, comenzó en diciembre y no en octubre como en años precedentes. En diciembre se efectuaron 25 fiscalizaciones que comprendió trabajo de predio o packing y fiscalizaciones al transporte de los trabajadores temporeros agrícolas. Respecto de los aspectos a fiscalizar, la Dirección Explica que los empleadores agrícolas de San Felipe, Los Andes, Quillota pasan a recoger a los trabajadores en un punto determinado y los llevan al predio donde tienen que desarrollar su trabajo. La dirección del Trabajo controla el que éste transporte cuente con las medidas de seguridad correspondientes y con toda la documentación al día. Se fiscaliza que los trabajadores vayan todos sentados, con cinturón de seguridad; que el bus o mini bus cuente con su revisión técnica, años de antigüedad, etc. Esta fiscalización se efectúa en compañía de Carabinero quienes tienen las facultades para fiscalizar y multar infracciones a la Ley del Tránsito.
Una vez en el predio, los fiscalizadores de la Dirección del Trabajo se presentan ante el empleador donde le comunican el motivo de la fiscalización; se entrevistan con trabajadores, y dirigentes sindicales, si los hubiese, con el objeto conocer sus opiniones respecto del funcionamiento del predio y de las condiciones laborales de los trabajadores. Muchas veces el foco de la fiscalización se centra en las falencia expuestas por los trabajadores. Se solicita la documentación pertinente, se revisan las jornadas a través del libro de asistencia, los descansos de los trabajadores y también se pone énfasis en lo exigido por el Gobierno de Chile en cuanto a la Higiene y Seguridad en el lugar de Trabajo, así como también en la regularidad en el contrato de trabajo.
“En el periodo de diciembre cuando se implementó la primera parte de este programa, se fiscalizaron 25 empleadores de los cuales, 6 de ellos eran transportistas, el resto fueron nueve predios donde se cursaron en total seis multas, las que tuvieron que ver principalmente con el descanso de los trabajadores y con temas de Higiene y Seguridad que podían afectar la salud o la vida de los trabajadores”. Señala Miguel Jimenez, Director del Regional del Trabajo (s)