Región contará con 15 nuevos Jueces pero no habrá corte de Apelaciones en Aconcagua

Con 15 nuevos jueces contará la Región de Valparaíso, como resultado de la aprobación del proyecto de ley que crea 110 nuevos cargos para jueces en 82 tribunales del país y 305 nuevos cargos para funcionarios del Poder Judicial, cuya promulgación realizará en los próximos días la Presidenta Michelle Bachelet.
La incorporación de nuevos jueces se concretará en diez tribunales de la zona, y se traducirá en 4 más (de 15 a 19) para el Tribunal Oral en lo Penal de Valparaíso; uno más (de 5 a 6) en el Juzgado de Letras del Trabajo de Valparaíso; tres más ( de 13 a 16) para el Tribunal Oral en lo Penal de Viña del Mar; uno más (2 a 3) para el Juzgado de Letras y Garantía de Quintero; uno más (de 4 a 5) para el Juzgado de Garantía de San Antonio; uno más (de 1 a 2) para el Juzgado de Garantía de La Ligua; uno más (de 2 a 3) para el Juzgado de Garantía de San Felipe; uno más (de 1 a 2) para el Juzgado de Garantía de Limache; uno más (de 2 a 3) para el Juzgado de Garantía de Los Andes; y uno más (de 6 a 7) para el Tribunal Oral en lo Penal de San Antonio.
Junto con valorar la aprobación de la ley que fortalece el Poder Judicial, el presidente (s) de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, Julio Miranda Lillo, precisó que la incorporación de los nuevos jueces se hará en forma gradual, esto es, la primera fase una vez publicada la ley, una segunda etapa un año después de haber sido publicada y los restantes tribunales dos años más tarde.

Más tribunales en el país

Por su parte, el presidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch Urra, valoró la decisión del Senado que aprobó el proyecto de ley que crea 110 nuevos cargos para jueces y 305 nuevos cargos para funcionarios en los tribunales de todo el país y que en los próximos días será promulgada por la Presidenta de la República.
Dolmestch aseguró que con los nuevos cargos se mejorará la gestión de los tribunales del país y servirá para que el Poder Judicial siga cumpliendo con su misión de acercar la jurisdicción a todos los habitantes del país.
El magistrado agradeció el consenso que generó el proyecto que se acordó en todas sus partes con el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo.
El proyecto de ley aumenta en 110 la planta de jueces en 82 tribunales del país, mediante la creación de los siguientes nuevos cargos de magistrados: 35 en tribunales orales en lo penal; 27 en juzgados de garantía; 13 en laborales, 1 en cobranza laboral y previsional; 7 en familia y 27 en juzgados de competencia común o mixta.
Además refuerza el personal de funcionarios y empleados en dichos tribunales, incorporando los siguientes 305 nuevos cargos, conforme a lo establecido en la estructura orgánica de los tribunales, según materia y tipología: 7 Consejeros Técnicos, 61 Jefes de Unidad y 237 funcionarios.
La incorporación de los nuevos jueces y funcionarios se hará en forma gradual, en las siguientes tres etapas: 14 tribunales una vez promulgada la ley, con la incorporación de 21 jueces; 18 tribunales al año de la entrada en vigencia, con la incorporación de 31 jueces y, finalmente, 50 tribunales transcurridos dos años desde la fecha señalada, con la incorporación de 58 jueces.
Contempla, además, la determinación de los recursos necesarios para la implementación de este proyecto como ley, lo que se traduce en un aumento de los gastos operacionales; de los transitorios asociados a mobiliario y equipos informáticos y de aquellos referidos a infraestructura, asociados a remodelación, habilitación y/o construcción de nuevas salas en aquellos tribunales que no cuentan con espacio para el o los nuevos jueces y funcionarios.

Aconcagua sin Tribunales

Por otra parte, el senador Francisco Chahuán lamentó que el proyecto no incorporara la creación de la Corte de Apelaciones de Aconcagua, tal como lo había solicitado.
El parlamentario criticó la falta de acogida a la propuesta que busca facilitar el acceso a la justicia y descentralizar su quehacer. Dijo que tal como están las cosas, se requiere “a lo menos una Sala especializada de la Corte de Valparaíso dedicada a las causas de la provincia, pero lo ideal es que se establezca una Corte de Apelaciones emplazada en la provincia de San Felipe, para dar un curso progresivo a las causas propias de la zona.”.
Chahuán adelantó que ya estableció conexiones con el ministerio de Justicia para que esto sea considerado en el más breve plazo, porque se trata de “una necesidad ineludible.”